troya

La película de Troya (2004) no deja a nadie indiferente. Ya sea por los fantásticos efectos especiales, por los increíbles planos y paisajes o por la aparición de personajes clásicos como Aquiles, Paris o Héctor. Ésta fue dirigida por Wolfgang Peterson y el guion fue escrito por David Benioff, quién más tarde pasaría a escribir guiones para la famosa serie de HBO Juego de Tronos. Fue protagonizada por actores y actrices como Brad Pitt, Eric Bana, Orlando Bloom y Diane Kruger, quienes se convirtieron en las caras de la conocida guerra de Troya.

Aquí tenemos el trailer de esta famosa película:

Pero es importante ir más allá en una película como ésta, entender las historias del mundo clásico que se esconden detrás de estos personajes. La película no es siempre fiel a las palabras que Homero plasmó en la Ilíada o la Odisea, una serie de poemas épicos atribuidos a este poeta. La Ilíada nos cuenta uno de los episodios de esta guerra, mientras que la Odisea narra el viaje de vuelta de Odiseo, uno de los héroes que luchó en la guerra de Troya junto a los griegos.

En esta entrada voy a hablar sobre aquellos aspectos que considero relevantes, hechos que no aparecen en la película o que simplemente son alterados. Empecemos por el principio y hablemos de la historia de Troya.

¿Qué sabemos sobre Troya?

Según la mitología griega, la guerra de Troya fue un conflicto bélico que enfrentó a los aqueos (coalición de griegos mencionada por Homero en la Ilíada y la Odisea) contra los troyanos.

La película se ceñiría más a la versión de Homero. Éste cuenta que la guerra fue causada como castigo por parte de los aqueos a los troyanos. La princesa Helena de Esparta, quién estaba profundamente enamorada de Paris, príncipe de Troya, había sido raptada por los troyanos.

Los antiguos griegos creían en esta versión de Homero, y calculaban que la guerra había ocurrido entre los siglos XIII a.C. o XII a.C. Situaban Troya en la actual Turquía. Estos antiguos griegos, entre ellos el historiador Heródoto, creían que esta guerra era la causa de la enemistad que existía entre persas y griegos. Más tarde, por el contrario, se llegó a la conclusión de que esta guerra era pura mitología.

troya

A finales del siglo XIX d.C., el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann excavó el lugar donde se creía que se había alzado la mitológica ciudad de Troya. Encontró ruinas de diez ciudades distintas, una encima de la otra, pero le fue imposible descifrar cuál era la Troya que buscaba.

Algunos historiadores creyeron que alguna de estas ciudades era, en efecto, la ciudad de Homero. Otros pensaron que los relatos del poeta se basaban en los asedios de los antiguos griegos.

Las causas de la guerra

El juicio de Paris

Según los antiguos mitos clásicos, Zeus escuchó una profecía que decía que sería destronado por uno de sus hijos. Por otro lado, otra profecía auguraba que el hijo de la ninfa Tetis sería más grande que su padre. Zeus, por miedo a que estas dos profecías estuvieran vinculadas, ordenó que Tetis se casara con un mortal, Peleo, rey de los mirmidones.

Puede ser que nos suene el nombre de «mirmidones». En efecto, en la película, Aquiles, representado por un Brad Pitt espectacular, lidera el ejército de los mirmidones.

Todos los dioses fueron invitados a la boda, excepto Eris, diosa de la discordia. Ésta, después de urdir un plan para vengarse, se presentó en la boda y dejó una manzana dorada sobre la mesa, donde se podía leer kallisti (para la más hermosa).

Aunque se diga que el nombre de «khaleesi», procedente de Juego de Tronos, no tiene significado alguno, no puedo evitar encontrar una similitud con la palabra «kallisti» gravada en la manzana de oro. En la serie, el nombre significa «princesa», pero también es verdad que Daenerys Targaryen, la mujer que recibe el apodo de «khaleesi» en Juego de Tronos, es muy hermosa. Por lo tanto, sería lógico pensar que G.R.R. Martin pudo inspirarse en la palabra «kallisti» para crear el nombre de «khaleesi».

Volviendo a los hechos contados por la mitología griega, Hera, Atenea y Afrodita reclamaron la manzana y se tuvo que realizar un juicio para resolver quién se la quedaría. Zeus proclamó a Paris, uno de los príncipes de Troya, árbitro del juicio. Paris había sido criado como pastor lejos de su ciudad, ya que una profecía había augurado que éste sería el causante de la caída de Troya.

En la película Troya (2004) no se menciona en ningún momento el hecho de que Paris fuera criado como pastor antes de la guerra de Troya. Cualquier espectador que no supiera sobre mitología (y sobre la profecía en cuestión) podría pensar que éste se había criado en Troya.

Las tres diosas intentaron sobornar a Paris. Atenea, diosa de la guerra, la civilización, la sabiduría y la estrategia, le prometió sabiduría, destreza en batalla y la habilidad de los grandes guerreros. Hera, esposa de Zeus y reina de los dioses, le ofreció poder político y el control de toda Asia. Por último, Afrodita, diosa de la belleza y del amor, le prometió el amor de la mujer más bella del mundo. Paris concedió a ésta última la manzana de oro y volvió a Troya.

El nacimiento de Aquiles y su punto débil

Peleo y Tetis tuvieron un hijo, Aquiles, quién fue profetizado que moriría joven en Troya. Para protegerle de esta muerte, Tetis lo bañó en el río Estigia, que separaba el mundo de los mortales del de los muertos. Aquiles se convirtió entonces en alguien invulnerable excepto en el talón, por donde su madre lo había sujetado al bañarlo.

Esta anécdota de la mitología explicaría el por qué nuestro héroe Aquiles muere cuando Paris le clava una flecha en el talón. Parece increíble que un personaje que parece invencible sea finalmente vencido de una manera tan simple. 

El rapto de Helena

La mujer más bella del mundo era Helena, hija de Leda y de Tíndaro, rey de Esparta. Antes de su nacimiento, Zeus había seducido a su madre, convirtiéndose en cisne. No se podía asegurar si todos los hijos de Leda eran también de Tíndaro, y Homero nos presenta a Helena como hija de Zeus.

Es habitual en la mitología griega que Zeus, rey de los dioses, se dedique a seducir convirtiéndose en animal. Podemos encontrar más ejemplos en Las Metamorfosis de Ovidio.

Helena tenía muchos pretendientes y su padre no quería elegir a ninguno por miedo a las represalias de los rechazados. Odiseo de Ítaca (también conocido como Ulises en la mitología romana) propuso que Helena eligiese a uno de los pretendientes y que todos los demás juraran protegerle aunque hubiesen sido rechazados. Ella eligió a Menelao, quién por su humildad no había hecho la petición por sí mismo, sino enviando a su hermano Agamenón. De esta manera, Menelao se convirtió en rey de Esparta, y su hermano Agamenón, al casarse con la hermana de Helena Clitemnestra, se convirtió en rey de Micenas.

Menelao es recreado en la película como un ser brutal, algo que la mitología desmiente claramente.

Durante el transcurso de la visita de Paris a Esparta, quien había sido enviado para establecer algunos tratos diplomáticos, éste se enamoró de Helena. Con la ayuda de Afrodita, pudo seducirla y raptarla, llevándola con él hasta Troya como esposa.

El papel de los dioses, en este caso de Afrodita, no es mencionado en la película de 2004. En ésta, la culpa es de Helena, quién se convierte en una de las causantes de la guerra. La mitología nos dice que Helena fue seducida por Paris, quien obtuvo ayuda de la diosa Afrodita. A mi entender, Helena queda excluida de toda causa de la guerra.

Viaje a Troya

Por fin se pudo reunir una flota de mil barcos bajo el mando de Agamenón. Pero, rumbo a Troya, los griegos se equivocaron y llegaron a Misia. Hubo una batalla, y Aquiles hirió a Télefo, rey de Misia. Como la herida no cicatrizaba, Télefo preguntó al oráculo, quien vaticinó que debía ser Aquiles quien lo curara. Télefo se disfrazó entonces de mendigo y le pidió a Aquiles que lo curara, pero éste rehusó por no tener conocimientos médicos. Odiseo intervino, y dijo que con la lanza que había herido a Télefo se le podría curar. Siguiendo las instrucciones de Odiseo, se colocaron trozos de la lanza sobre la herida, y ésta cicatrizó. Télefo, agradecido, les indicó el camino hacia Troya.

Cuando la flota se dispuso para zarpar, los vientos cesaron. El adivino Calcas dijo que la diosa Artemisa castigaba así a Agamenón, quien había matado a un ciervo sagrado y había alardeado de ser mejor cazador que ella. La única forma de que lo perdonara, dijo Calcas, sería sacrificando a su propia hija, Ifigenia. Ésta fue trasladada des de Micenas, engañada, y Agamenón se dispuso a sacrificarla. Se dice que, en el último momento, Artemisa la sustituyó por un ciervo y se la llevó para convertirla en sacerdotisa de su culto. Este sacrificio originó que la mujer de Agamenón, Clitemnestra, lo asesinara a la vuelta de la guerra de Troya.

Como vemos, el viaje hasta Troya por parte de los griegos no fue un «dicho y hecho» como en la película. Se calcula que la flota tardó 10 años llenos de historias y aventuras hasta llegar a la ciudad homérica.

También podemos apreciar, tanto en este apartado como en los anteriores, que todo lo que pasa con estos personajes tiene unas consecuencias futuras, des del juicio de Paris, al baño de Tetis a Aquiles o al sacrificio de Ifigenia por parte de Agamenón.

La guerra de Troya

Inicio

Las tropas aqueas llegaron a la playa de Troya, donde un ejército les esperaba. El oráculo predijo que el primero en pisar la playa sería el primero en morir, y así fue. Héctor, príncipe de Troya y hermano de Paris, mató a Protesilao, príncipe de Tesalia, el primero en pisar la playa.

Este inicio no se parece en nada a lo visto en la película. Quizás únicamente en que hay una batalla. En la película, Aquiles es el primero en pisar la playa, por lo que debería ser el primero en morir.

troya

Tras batallar en la playa, los aqueos se impusieron. Asediaron la ciudad durante diez años (¡diez años!) y saquearon ciudades vecinas, de las cuales Agamenón tomó como esclava a Criseida, hija de Crises. En cuanto el padre intentó pagar su rescate, Agamenón lo torturó. Para vengarse, Crises imploró al dios Apolo que lo castigase. La armada de griegos fue azotada entonces por una plaga.

El rapto de Criseida no aparece, pero se confunde con el de Briseida, quien según la mitología fue concubina de Aquiles, no un personaje de la realeza troyana, ni una virgen dedicada a la adoración del dios Apolo.

Sin embargo, la historia de amor entre Aquiles, el flamante Brad Pitt, y Briseida, una delicada Rose Byrne, se vende con éxito. Se tiene que conceder a los creadores de la película de Hollywood la capacidad de adornar todas las historias, en este caso con una apasionante historia de amor que nos tiene a todos en vilo durante todos los minutos (¡que no son pocos!) de la película. 

Los hechos

El oráculo profetizó que la plaga únicamente cesaría si Agamenón devolvía a Criseida a su padre. Agamenón aceptó a regañadientes y se enfadó con Aquiles ya que éste había garantizado el cumplimiento del oráculo antes de que Agamenón aceptase. A cambio de devolver a la chica, Agamenón tomó a la concubina de Aquiles, Briseida, y éste, enfadado, se negó a luchar.

La película es, entonces, fiel al hecho de que Agamenón arrebató a Briseida de Aquiles.

Aquiles pidió entonces a su madre Tetis, ninfa de los mares, que intercediera ante Zeus para que a los aqueos les fuera mal en la guerra hasta que Agamenón se disculpase. Des de ese momento, las tropas troyanas lideradas por Héctor pudieron avanzar posiciones e incluso prendieron fuego a las naves griegas. De no ser por la resistencia de Áyax el Grande, rey de Salamina y Peribea, y por la incorporación de Patroclo, compañero de armas de Aquiles, la guerra hubiese terminado con la huida de los griegos.

Patroclo había sido autorizado por Aquiles a llevar su propia armadura y liderar sus tropas, los mirmidones. La incorporación de Patroclo haciéndose pasar por Aquiles animó a los griegos, que hicieron retroceder a los troyanos. Pero Héctor, ayudado por Apolo, mató a Patroclo. Menelao y Áyax protegieron el cuerpo, que yacía en medio de la sanguinaria batalla, y lo entregaron a Aquiles.

patroclo

Éste, lleno de dolor por la muerte de su amigo, mató a Héctor y arrastró su cuerpo, atado a su carro, alrededor de las murallas de Troya. Aquiles se negó a devolver el cuerpo de Héctor a los troyanos para que éstos pudieran concederle los pertinentes ritos funerarios. No fue hasta que Príamo, rey de Troya, acompañado por Hermes, el dios mensajero, se coló una noche para pedir a Aquiles que le devolviera el cuerpo de su hijo, que éste lo entregó. Además, le concedió una tregua de doce días para los funerales de Héctor.

A parte de que el papel de los dioses es pasado por alto otra vez, es importante mencionar que el papel de Patroclo está completamente manipulado en la película. Patroclo no era primo de Aquiles (Áyax lo era), sino un buen amigo e incluso, según algunas fuentes no homéricas, su amante.

En la película, Aquiles no autoriza a Patroclo a hacerse pasar por él en la batalla. Por otro lado, Héctor se arrepiente profundamente de su error al matar a Patroclo pensándose que era Aquiles, y él mismo pone fin a la batalla al ver a quién ha matado.

La película respeta todo lo referente a la venganza de Aquiles sobre Héctor y a la petición de Príamo.

La muerte de Aquiles

Hay diferentes versiones en la mitología sobre la muerte de Aquiles, pero en ninguna de ellas ésta ocurre al final de la guerra.

  • Una de las versiones cuenta que Paris mató a Aquiles clavándole una flecha dirigida por Apolo en el talón durante una tregua de la batalla, poco después de la muerte de Héctor. Sus huesos fueron mezclados con los de Patroclo en la pira funeraria.
  • En las obras Las troyanas y Hécuba, escritas por Eurípides, la hija de Príamo, Políxena, fue sacrificada en la misma pira en la que el cuerpo de Aquiles fue incinerado.
  • Otra versión dice que no fue Paris quien mató a Aquiles, sino el dios Apolo directamente.
  • También es dicho que Príamo, rey de Troya, había consentido el casamiento de su hija Políxena con Aquiles, a cambio de que éste abandonara las tropas aqueas y se sumara a los troyanos en la batalla. Paris asesinó a Aquiles, justo después de sellar el trato, con una flecha al talón.
  • El hijo de Aquiles, Neoptólemo, se incorporó entonces a la batalla.

La muerte de Aquiles en la película es, pues, totalmente inventada. Solamente el hecho de que fuera Paris el que disparara la flecha se parece a lo que cuenta la mitología. Un gran error de la película. Aquiles es el protagonista de Troya (2004), por lo que sus creadores no pueden hacerlo morir antes de que la ciudad caiga. Pero ésta no deja de ser una decisión pésima, ya que altera completamente el rumbo de la historia. Por otra parte, el personaje de Neoptólemo no aparece nunca en la película.

La locura y muerte de Áyax

Después de la muerte de Aquiles, Odiseo y Áyax se disputaron su armadura. Odiseo acabó quedándose con ésta, y Áyax enloqueció de rabia. La diosa Atenea intervino en la creación de la locura de Áyax, ya que éste no había implorado la protección de los dioses cuando acudió a la guerra.

Áyax, en su delirio, confundió un rebaño de ovejas con las tropas de Odiseo y, al darse cuenta de su error, decidió suicidarse por haber deshonrado su espada con la sangre de estos animales. Para quitarse la vida, Áyax utilizó la espada de Héctor, que éste le había entregado como ofrenda después de su primer duelo.

En la película, Áyax es asesinado en medio de una de las batallas. Pero la mitología no está de acuerdo con esta versión. Aunque entiendo que estamos hablando de una película de Hollywood que debe tener una duración máxima no sobrepasable, creo que la muerte de Áyax a manos de Héctor es otra de las peores ideas de la película.

Además, es Héctor quien intercambia regalos con Áyax. Según la tradición, Áyax entrega a Héctor su cinturón y Héctor le corresponde con su espada, después de un combate a muerte cuerpo a cuerpo.

La muerte de Paris

Paris no era el único personaje habilidoso con el arco. Filoctetes de Lemnos le dio muerte con su arco, después de que Odiseo y Neoptólemo lo fueran a buscar para que luchara con los aqueos.

En la película, Paris es uno de los personajes que sobrevive. Otro gran error, a mi entender. El Paris de la película logra escapar de Troya, mientras que el de la mitología es asesinado.

El caballo de Troya

Para terminar la guerra, los griegos idearon el famoso caballo de Troya. Éste era un caballo hueco de madera, que fue ocupado por una tropa de soldados liderados por Odiseo.

Aunque en la película el relato de la entrada del caballo de Troya a la ciudad se parece a la versión mitológica, ésta difiere en presentarnos algunos personajes que en la mitología ya estaban muertos en el saqueo de Troya. Aquiles, por ejemplo, salta fuera del caballo cuando los griegos atacan la ciudad, y es asesinado durante el asedio por Paris, quién también debería estar muerto.

El resto de la flota aquea fingió partir. Uno de los griegos, convertido en espía, convenció a los troyanos de que el caballo era una ofrenda a la diosa Atenea. Laocoonte, sacerdote del dios Apolo, y Casandra, otra de las hijas de Príamo, advirtieron a los troyanos de que no debían entrar el caballo dentro de las murallas. Los troyanos ignoraron sus advertencias y entraron el caballo.

caballo de troya

Pillando a los troyanos desprevenidos y soñolientos después de haber bebido en exceso durante una gran celebración, los griegos salieron del caballo. Abrieron las puertas de Troya y el resto de las tropas saqueó la ciudad sin piedad.

Los personajes que participaron en la guerra

Tenemos una descripción para cada personaje en
https://portalmitologia.com/tags/troya. Igualmente, voy a repasar algunos de ellos, para poder especificar sus finales.

Los que sobrevivieron…

  • Menelao regresa a Esparta con Helena.
  • Odiseo, después de los diez años de guerra y los diez años de regreso relatados en La Odisea, regresa a Ítaca.
  • Casandra, hija de Príamo, fue tomada como concubina por Agamenón. Éste fue asesinado por su esposa Clitemnestra, quien quiso vengarse por el sacrificio de su hija Ifigenia.
  • Neoptólemo se casó con Andrómaca, viuda de Héctor. Éste murió combatiendo contra Orestes, hijo de Agamenón y Clitemnestra, por la mano de Hermíone, hija de Menelao y Helena.
  • Eneas, un personaje del que no hemos hablado pero que se convertirá en alguien importante, lideró un grupo de troyanos que lograron escapar

Personajes asesinados

PersonajeAsesino
AgamenónClitemnestra
AquilesParis
ÁyaxSuicidio
HéctorAquiles
IfigeniaAgamenón
ParisFiloctetes
PatrocloHéctor
PolíxenaNeoptólemo

Dioses que participaron

A favor de GreciaA favor de Troya
Atenea, dios de la sabiduría, la civilización, la estrategia y la guerraAfrodita, diosa de la belleza y del amor
Hera, reina de dioses y esposa de ZeusAres, dios de la guerra
Poseidón, dios de los maresApolo, dios de las artes, del arco y la flecha, la curación, la belleza, la perfección, ña armonía y la razón
Hermes, dios mensajeroArtemisa, diosa de la caza, los animales, la virginidad y las doncellas
Hefesto, dios del fuego y la forjaLeto, diosa de la noche y de la luz del día
Tetis, ninfa del marEscamandro, rey del río que pasaba junto a Troya

Conclusiones

Podemos ver así que la película de Troya no es completamente fiel a lo que nos cuenta la mitología griega. La duración de la guerra, la muerte de Aquiles y Agamenón o la escapada de Paris son para mí algunos de los grandes errores cometidos en la creación de esta película. En parte, puedo decir que estoy de acuerdo con lo que se dice en esta entrada:
https://portalclasico.com/diez-motivos-para-odiar-la-pelicula-troya .

Pero, aunque estos cambios me decepcionen, no puedo evitar saltar del sofá cada vez que ponen Troya en la tele, engancharme a la pantalla y enfadarme con todo aquel que se atreve a molestarme durante los minutos que dura la película.

Y es que pienso que estamos hablando de una película de Hollywood (seamos realistas) y que, por lo tanto, es absolutamente lógico que esté pensada para vender. Y lo que vende gusta (¡y tanto si gusta!). Bellos protagonistas, grandes efectos especiales, batallas muy realistas (demasiado realistas para algunas personas) y una historia de amor inolvidable.

Pero, tal y como he mencionado al principio, creo que también es importante que estemos enterados de lo que cuenta la tradición (algo que tengo que agradecer profundamente a mi profesora de Cultura Clásica), que sepamos distinguir la película de la mitología.

Y es que Troya (2004) no deja a nadie indiferente, ¿cómo podría?

Mireia Planas Sucarrat