el despertar de la primavera

Tres veces he visto el musical de El Despertar de la Primavera en Barcelona. Tres veces me he dejado llevar por esta tragedia adolescente, tres veces he sentido el dolor de los personajes en mi propio ser, tres veces los harmoniosos timbres de sus voces han perforado mi alma. Incluso cada movimiento de su pensada coreografía ha conseguido moverme aún estando sentada.

El Despertar de la Primavera es un musical adaptado del libro que Frank Wedekind escribió en 1891 con el nombre de Spring Awakening. Al principio, fue representado Off-Broadway a finales de 1990, y se representó por primera vez en Broadway en 2006. El musical ganó ocho premios Tony y un Grammy. La obra se representó por segunda vez en Broadway el año 2015 i volvió a ganar tres premios Tony. Des de entonces, se ha representado en diversas ciudades fuera de los Estados Unidos, entre ellas Barcelona.

A finales del año 2016, bajo la dirección de Vilavella, el musical fue presentado en su versión catalana en el familiar Teatro Gaudí de Barcelona. El Despertar de la Primavera fue primero protagonizado por Marc Flynn (Melchor) y Elisabeth Moleti (Welda). Actualmente se representa en el Teatre Victòria, protagonizado por Víctor Gómez y Berta Butinyà, junto a Eloi Gómez, quien ya des de 2016 interpreta el personaje de Moritz. Por otro lado, El Despertar de la Primavera cuenta con un elenco de quince actores y siete músicos.

La historia nos habla de la represión que sufrían los jóvenes en la Alemania del siglo XIX. Los personajes empiezan a experimentar con sus cuerpos, sienten el despertar de su sexualidad y no están preparados para ello. Nadie les ha hablado antes sobre este tema. El personaje de Melchor, el chico protagonista, un joven guapo, inteligente y con una mente abierta, intenta aprender sobre estos temas «taboos», lee libros de escritores liberales y busca respuestas allí donde puede encontrarlas. Su personaje opuesto es Wendla, una chicha inocente que no entiende lo que le pasa y que le pide a su madre que le explique cómo funcionan las cosas, sin obtener respuesta alguna. La representación de la ignorancia es, para mí, el personaje de Moritz, perdido en un mar de incertidumbre, de represión y exigencias que no puede abarcar.

El Despertar de la Primavera es, indudablemente, el grito enjaulado de sus jóvenes personajes, el intento de huir de una sociedad que los mantiene atados. Es su paso de niños a adultos.

No me extraña que la obra de Frank Wedekind fuera revolucionaria en su momento. Incluso cuando se representó como musical Off-Broadway. Nunca antes se había visto una representación como ésta, donde los actores no muestran ningún tipo de reparo.

El Despertar de la Primavera tiene un enfoque feminista, habla del despertar de la sexualidad en la adolscencia, de relaciones abusivas, violencia, pérdida de virginidad, masturbación y homosexualidad. Toda una revolución incluso ahora en el siglo XIX.

¿Que si lo recomiendo? Claramente, mi respuesta es sí. Despierta tu conciencia y sumérgete en este musical. Déjate llevar por las letras de sus canciones. Reflexiona sobre todo aquello que nuestra sociedad cataloga como tema «taboo». ¡Solo tienes hasta el 12 de Mayo para comprar tus entradas! ¡Corre a por ellas!

Aquí os dejo las canciones del musical, tal y como se representó por primera vez en Broadway.

Mireia Planas Sucarrat