Opiniones

Aunque tengamos opiniones, nunca debemos cerrarnos a nuevos argumentos. Escucharlos puede enriquecer los nuestros propios; o no, al contrario, fortalecer aquello que opinamos.